¿Es que los NIEs son de oro?

¿Es que los NIEs son de oro?

NIE

Según explica el Ministerio del Interior del Gobierno de España: “Los extranjeros que, por sus intereses económicos, profesionales o sociales, se relacionen con España, serán dotados, a efectos de identificación, de un número personal, único y exclusivo, de carácter secuencial.” A la vista de los requisitos para solicitar dicho número, pudiera parecer que se trata de un bien escaso y preciado, cuya emisión hubiera que limitar. Pero solo se trata de un número secuencial, ni más ni menos. No es un permiso de trabajo ni de residencia. Es sólo un número.

En SolidQ, se nos ocurrió hace algunos años la loca idea de que todos aquellos que trabajan en nuestra empresa, sin distinción de nacionalidad, raza, religión, cultura, ni país de residencia, deberían tener el derecho a participar como socios de nuestra empresa. A los socios fundadores nos pareció una buena idea, y la pusimos en práctica inmediatamente, hace ya 5 años.

Todos felices… hasta que nos informaron de que para que un ciudadano de otro país, no residente en España, pueda participar como socio en una empresa española necesita obtener un Número de Identificación de Extranjero, ya que sin ese número no puede participar en ampliaciones de capital, ni puede figurar en el libro de socios.

Los números no se gastan

En un primer momento no me preocupó gran cosa. En el 2003 me tocó obtener el equivalente al NIE en EEUU, para poder participar como socio de nuestra primera empresa en EEUU, así como para poder cobrar honorarios como ponente en conferencias. El proceso de obtención del Tax ID de EEUU (el EIN), fue algo como esto:

  1. Llamé a un teléfono gratuito
  2. Les di mi nombre y dirección
  3. Me preguntaron para qué necesitaba este número, y yo les contesté que para participar como socio en una empresa de EEUU, nada más
  4. Me preguntaron si tenía papel y lápiz, lo cual confirmé, y simplemente me dictaron mi EIN por teléfono en ese momento.

Tiempo total empleado en el proceso: dos o tres minutos. Supongo que emiten miles de estos números todos los días, pero lo hacen tan eficientemente, que el coste total por emisión de número no llega a costar al gobierno estadounidense más de un dólar. ¿Y si les he engañado por teléfono?, ¿qué es lo peor que podría ocurrir? Sólo me han dado un número, y hay números de sobra.

Pero la obtención de un NIE en España es harina de otro costal. Veamos los requisitos:

  • Original y copia del pasaporte completo, o documento de identidad, o título de viaje o cédula de inscripción en vigor.
    • Comunicación de las causas económicas, profesionales o sociales que justifican la solicitud.
    • Impreso-solicitud normalizado (EX-15), debidamente cumplimentado y firmado por el extranjero.
    • Cuando sea solicitado a través de un representante, éste acreditará contar con poder suficiente en el que conste de forma expresa que se le faculta para presentar tal solicitud.

Analicemos cada uno en detalle

Original y copia del pasaporte o documento de identidad

Parece fácil, ¿verdad? Salvo por un pequeño detalle: los ciudadanos estadounidenses (o los británicos) no tienen documento de identidad (en el Reino Unido se ha instaurado y abolido varias veces durante los últimos 100 años), y si no han viajado nunca al extranjero, y no tienen planes para hacerlo, lo normal es que no tengan pasaporte (sobre todo en EEUU). En los Estados Unidos se admite el carnet de conducir como documento de identidad para muchos trámites. ¿Y si nunca te has sacado el carnet de conducir? no hay problema: en muchos estados se puede solicitar un carnet de conducir como no conductor (“non-driver driver license” ¿? La imaginación al poder), pero este documento no sirve para este trámite.

Así que lo primero que tienen que hacer nuestros candidatos a socios es obtener un pasaporte en su país.

Pero como la solicitud se tiene que realizar en territorio español (a veces lo han permitido presentar en los consulados de España en el extranjero), habría que enviar el pasaporte físicamente (salvo que se envíen fotocopias compulsadas). Eso de enviar un pasaporte por esos mundos, es algo que la mayoría no estamos dispuestos a hacer.

No hay problema, en el consulado se lo pueden solucionar

EmbajadaSpainHabana

No hay problema, porque en casi todos los países del mundo hay consulados de España. Solo hay que acercarse al consulado más cercano, y el cónsul, actuando como fedatario público, puede compulsar los documentos que sean necesarios, e incluso enviar por valija la solicitud a la policía a España.

Claro que si pensamos en EEUU, y en su inmenso territorio, y nos enteramos de que solo hay 5 consulados que pueden realizar este trámite, empiezan los problemas. En algunos casos, poder acercarse al consulado suponía dejar de trabajar un día o dos, pillar un vuelo de dos o tres horas hasta la ciudad donde se localiza el consulado más cercano, rogar para que no haya cola (ya que no dan citas por anticipado), y volverse para casa, habiendo perdido un par de días de facturar al cliente.

En honor a la verdad, algunos consulados fueron muy amables con nosotros y nos permitieron poder hacer el trámite por correo. Eso sí, enviando el pasaporte físicamente al consulado, y adjuntando un sobre franqueado para su devolución.

Documentar la causa que justifica la solicitud

PoliciaNacional

En este aspecto, no basta mencionar esta causa en el impreso de solicitud. Hay que presentar en la policía documentación que la justifique. por ejemplo, borrador de la escritura notarial de ampliación de capital en la que este socio extranjero va a participar.

Esta parte sería sencilla, si no fuera porque la normativa ha ido cambiando durante estos años, de modo que el criterio para considerar dicha documentación como suficiente nos ha dado más de una sorpresa. Lo que hace unos meses era suficiente, ahora de pronto no lo es, o hay que presentarlo de otro modo. Me recuerda mis tiempos de residente en Marruecos, cuando al solicitar un trámite era mejor no entregar ningún documento hasta que no lo pedían expresamente, porque si entregabas todos los que llevabas, siempre te pedían algo más.

A pesar de todo, la policía ha actuado con nosotros en todo momento con total profesionalidad, Ellos no tienen culpa de que la normativa en este trámite cambie tan a menudo.

Apoderar al representante

NotariesUSA

Salvo que los socios quieran venir personalmente a firmar ante notario las escrituras de ampliación capital correspondiente, cosa que sería prohibitiva, no tendrán más remedio que actuar a través de un representante debidamente apoderado ante notario.

Esto es uno de los trámites más complicados de explicar a un estadounidense.

En EEUU, un notario es simplemente un profesional que ha pagado la licencia de notario. Ni más ni menos. Hay requisitos formales que cumplir, pero no se parece en nada al concepto de notario que tenemos en España. No suelen ser abogados, sino oficinistas, contables, o administrativos, o incluso dependientes de servicios de mensajería, que simplemente se limitan a certificar que quien firma el documento es quien dice ser, sin proporcionar en ningún momento el tipo de asistencia legal y seguridad jurídica que aportan los notarios españoles.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Pero como esta firma de notario de un país no tiene por qué ser reconocida en otro país, hay que seguir el criterio de legalización consular para poder dar validez a dichos documentos notariales. Este proceso sería simplificadamente:

  1. La autoridad que otorga licencias a los notarios tendría que certificar que el notario firmante es realmente un notario con licencia en vigor
  2. El departamento o ministerio al cual pertenece esta autoridad de notarios, debe certificar que dicho organismo es en realidad quien dice ser, y que tiene potestad para ello.
  3. El ministerio de asuntos exteriores tiene que certificar que el ministerio que ha certificado la legitimidad de esa autoridad es realmente el ministerio que dice ser.
  4. El consulado de nuestro país en ese país, debe certificar que el ministerio de asuntos exteriores es realmente quien afirma ser, de modo que lo que ha certificado es realmente válido.

Podéis imaginar el proceso. Menos mal que el Convenio de la Haya del 1961 estableció el mecanismo por el cual los procesos notariales de cada país podrían ser válidos en otros países firmantes de este convenio, simplemente declarando cada país quién es la autoridad autorizada a certificar que el notario es quien dice ser, y emitiendo un certificado normalizado llamado la “Apostilla”.

En resumen, que uno de nuestros compañeros de, por ejemplo, Denver, solo tiene que localizar a un notario público en Denver que legalice su firma, y las fotocopias de los documentos, y llevarlos a la oficina del Secretario de Estado de su estado, para apostillarlos a un coste muy razonable, o acudir a cualquiera de las muchas gestorías que realizan este trámite en EEUU (por unos cientos de dólares por documento a apostillar).

Traducciones juradas

Pero claro, todos los documentos deben estar debidamente traducidos por un traductor jurado, salvo que se hayan firmado originalmente en castellano, añadiendo un coste y un tiempo adicional al proceso.

Y ya lo tenemos todo, ahora solo hay que esperar una semana o así, si presentamos la solicitud en una comisaria de policía nacional, o un par de meses si la solicitud se realiza en un consulado de España en el extranjero.

Y todo esto para conseguir un número

Así es. Solo un número, que nos permita poder añadir a este compañero a la lista de socios de nuestra empresa.

El mismo tipo de número que en EEUU requiere una llamada telefónica de un par de minutos, y que aquí requiere mucho tiempo y dinero, no solamente para nosotros y nuestros compañeros, sino para los funcionarios que están obligados a revisar toda la documentación aportada, solamente para al final darle a un botón de la aplicación del Ministerio del Interior que emite estos NIEs en micro-segundos.

Supongo que no os asombrará por qué mis compañeros no acaban de entender que decidiéramos crear nuestra empresa matriz en España, y que no nos planteemos mudarla a otro país, que entienda mejor cómo facilitar la creación de empresas puramente internacionales.

La verdad es que con el coste acumulado de este proceso, para los más de 30 socios extranjeros que tenemos en SolidQ, podríamos haber contratado quizá a algún ingeniero que pudiera aportar valor adicional a nuestros clientes, y no desperdiciar este dinero en un proceso burocrático innecesario que a nadie beneficia.

 

Print this entry

Fernando G. Guerrero

Fernando G. Guerrero

President of SolidQ, Non-Executive Director, Digital & Data Strategist, crazy about technology, NBA, movies and music of all kinds. Tom Peters' fan since 1982


Related Articles

Antes empresario arruinado que parado

Lejos de mi intención al escribir estas notas el minimizar o despreciar el sufrimiento de tantos desempleados, quienes sufren día

Cafe con leche, please

Durante estos últimos días, la inagotable inventiva española ha producido todo un conjunto de imaginativas bromas sobre la presentación de

Mi infancia en Úbeda: creando sentido de pertenencia, amistad a pesar de la distancia

Durante mi vida, he vivido en muchas ciudades, y en varios países de cinco continentes. He estudiado en diferentes instituciones, de diferente

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Only registered users can comment.